agosto 21, 2008

¿el oro o el loro?

La revista PROCESO de la semana, no tiene en la portada a Phelps  -A quien podríamos llamar: el chavo del ocho- , no tiene al serbio Milorad Cavic, el polémico campeón sin corona; tampoco está, en la portada, una de las clavadistas "bronceadas" y mucho menos está "el dorado" Memo Pérez, porque eso pasó apenitas. Pero hay un joven que luce cual deportista: en la portada del PROCESO está el fallecido Fernando Martí.
...
Ay!
...
El peor invento del hombre es el poder. Todo gira alrededor de esa palabra: PODER. Todos los inventos que van acabando con la humanidad y el planeta tienen un objetivo: PODER. El hombre no se detiene y no tiene nada que ver con el resto de los animales. Los animales luchan una vez para definir quien es el que manda, luego lo respetan y fin, hasta que sea el momento de un sucesor. Los animales no golpean a sus hijos o a sus mujeres, no matan de oquis, no tienen la palabra PODER sembrada en el inconsciente.
El poder, la mayoría de las veces, viene acompañado de dinero (eso no aplica para el Jocker de Ledger, que se convertirá en el supervillano que Ciudad Gótica esperaba). Así, siendo el dinero el símbolo del poder, todos lo buscan: El oro.
El oro de La Conquista sigue siendo la conquista del hombre.
El oro en las medallas, el que más de esas tenga será el más chingón. Y todos cuentan las medallas doradas, como si ese fuera el único significado de las desvirtuadas olimpiadas.
El oro negro de mi País, de todos los países, que en lugar de servir para educar, enriquecer y ayudar a la población, sirve para que los que ya tienen, tengan más. Ganar más oro robándole a los que no tienen ni en qué caerse muertos.
Y los que tienen, tienen miedo de que les roben; ¿no se dan cuenta que sus lujosos vestidos, coches y anexos, son un robo? Un vestido no puede valer miles de pesos, de dólares, de euros; sí, sí puede y lo compran, porque es de oro y brilla mucho.
Y los que roban o secuestran quieren el poder de los secuestrados o robados.
Y los medios (mal)informan para que el pueblo no tenga el poder de decidir. 
Y los libros mientras más viejos, únicos, originales, ediciones limitadas y de más sean, más caros serán, aunque los dueños de tales libros ni los lean. Porque si lo leen se deshace.
Y... y... y...
Todo poder
Todo dinero
Y todo, TODO, es sólo este cuerpo que se va a ir sin nada. Cuerpos que se van sin nada, sólo la memoria; y en la memoria nos llevamos grabada la palabra: PODER.

¿Y eloro? Bien, gracias.


agosto 19, 2008

Entremes Sandritino.

El compositor istmeño Jesus "Chuy" Rasgado, es el padre de "Naila", hermosa en letra y melodía. Naila ha sido interpretada por muchas voces y en diferentes estilos; desde la hermosa voz de Lila Downs hasta la insensible interpretación de Lupe, el de Bronco. Pero, para mi, una de las versiones más barrocas es la de Sandro de América, quien agregó a la canción unos fragmentos de un poema, de Rafael de León, llamado Profecía.
Entonces es una canción de Oaxaca, cantada por un argentino con fragmentos de un poeta español, todo dicho en un estilo Paco Stanley. ¿Barroco? ¿Abundante? Dejémoslo en: una canción que debe estar en nuestras colecciones, para ser escuchada en "ese momento especial", ese que cada quién decida.

El final del poema, en la canción, es un remate de "chuparse los dedos". Recitado con voz de lapalabracanta y con música de fondo:

"Que si al pie de los altares mi nombre se te olvidó,
por la gloria de mi madre que no te guardo rencor.
Más como tu novio es rico, te vendo esta profecía:
Allá por la madrugada soñarás que fuiste mía
y recordarás la tarde que mi boca te besó,
y despertarás llorando y te llamarás cobarde,
cobarde, como te lo digo yo.
Porque aquel,
aquel
que no fue ni tu novio ni tu marido ni tu amante,
ha sido quien más te ha querido
y con eso
con eso tengo bastante
y no le pido al cielo que te mande más castigo
qué estés durmiendo con otro y estés soñando conmigo."

¡E-NOR-ME!


Pensaba poner el vídeo de Sandro interpretando la canción, pero cuando lo buscaba me encontré con éste otro vídeo de él y... sí, es... es... no tengo palabras. Es Sandro y punto.

video

agosto 14, 2008

de La Fontaine a Phelps

Ya que la anterior entrada estábamos con Jean de la Fontaine, lo citaré para iniciar la entrada del día de hoy: "Todos los cerebros del mundo son impotentes contra cualquier estupidez que esté de moda."
Confieso mi impotencia... He caído!
¿Cómo pasó?

¿¿¿¿CÓMO PASÓOOOO?????

Hace menos de una semana, dije: no me interesan las olimpiadas. No pelotas, no personas en licras, no ritmos cardiacos acelerados... no entraré al consumo olímpico.
Pero sucedió.
Sucedió el día posterior a la inauguración olímpica, me encontraba en uno de los tantos lugares con televisor en on y con olímpicas competencias a full. Yo comía ignorando lo que pasaba en la pantalla, cuando de pronto: él apareció. Fue inútil intentar resistirme, hube de voltear y verlo, hube de impresionarme... como el resto. 
Ahí, en el "cubo de agua" estaba él: "el tritón estadounidense". Sí, Michael Phelps. 
Trillado, lo sé.
Antes de hablar de él: ¿Qué onda con las televisoras y sus palabritas? Ahora en lugar de alberca olímpica es "cubo de agua" que porque la sede es un cubo de agua gigante, ¡cuánto ingenio! Y eso del "tritón estadounidense" ¡MTAAA! Na' más porque nada rápido pus le dicen Tritón, ¿no? Porque es como si tuviera su colita de pescado, dicen... Ton's le hubieran puesto: el Poseidón, si tan cabrón está. En fin, que después de escuchar los apodos y palabritas especiales que los señorcitos con micrófono, dicen a diestra y siniestra, decidí continuar mi búsqueda de Phelps, sin audio y sin comerciales.

Volviendo a Phelps, sí, formo parte de la masa impactada por el nadador, quien me provoca emociones encontradas. Me molesta que sea norteamericano y verlo sonreír junto a Bush sólo me hace pensar que NO es un atleta al cual admirar por su tendencia política, su cultura y, mucho menos, por su sonrisa.
Pero, por otro lado, es un deportista que me impresiona, espero a que aparezca en la tele, lo busco en internet, en youtube. Cada que el sirenito nada, nada, quedo encantada de hechizo.
¿Qué pasa con ese tipo? Rompe record mundial una y otra vez, y resulta que ¡rompe el record que él mismo impuso! Compite contra él mismo (sin querer hacer una analogía de lo que todos hacemos a diario). Cada vez que llega a la alberca su aspecto es tranquilo, relajado, sonríe; mientras los demás competidores lucen nerviosos. En sus marcas, listos, fuera y ni el polvo le ven... o en este caso: ni las burbujitas de agua.
Pero ¿cómo competir con el sirenito si su cuerpo parece el resultado de un experimento genético? 



De hecho, si se fijan bien creo que de las axilas y los pies le salen unas aletitas.

Claro que esto, para muchos, no es nada del otro mundo. Ya en las olimpiadas del 72, Mark Andrew Spitz ganó 7 medallas de oro, rompiendo record mundial en todas. El sirenito hasta ahora lleva cinco y le faltan tres competencias para superar a Spitz. 


Spitz 1972

Pero como yo no había nacido en el 72, no pude zambullirme en el speed de Spitz. -Quien por cierto, me parece que tiene un cierto parecido con Fredy Mercury-.
Así que como no pude vivir la Spitzimanía, ahora vivo la Phelpidelfinmanía; y como me tiene en la obsesión veré las siguientes 3 competencias; con la boca abierta y sí, lo confieso, con la morbosa esperanza de ver a otro quitarle la octava medalla. Si alguno lo logra, en estas olimpiadas, me declararé su fan.

Para terminar con el tema de las olimpiadas, sólo me queda decir que todos andan como dijo Liliana Felipe en una canción: "Como Madame Butterfly te jode un gringo y no te dice ni goodbye." (Y no sólo en las olimpiadas.) Así, mientras Norteamerica y China arrasan con las preseas, algunos saltan de júbilo por el bronce de las clavadistas -que es bastante para un país en el que la V. Mota y el Hermosillo se pasean por China en lugar de gastar en la educación y el deporte-; y mientras todo eso pasa, yo -impotente ante la estupidez de moda- espero héroe que derroque al héroe.

 
Michael Phelps 2008.

agosto 12, 2008

lo que me dejó Kung Fu Panda...

"A menudo encontramos nuestro destino en los caminos que tomamos para evitarlo."

Jean de la Fontaine.



agosto 08, 2008

08-08-08

Ya empezó.
Los chinos tiraron la casa por la ventana, las televisoras invadirán su programación con un sin número de competencias olímpicas, programas relacionados con el tema y un titipuchal de anuncios de productos, que se dicen: patrocinadores oficiales de "Beiyin".
Casi todos los países, representados por 3 o por cientos de deportistas (a según la economía del País del que provengan), están ahora dándose cita para - como dicen muchos- unirse en el deporte. "¡Qué bonita familia, qué bonita familia, quéeee bonita familia!"
Estaría bueno que en lugar de medallas, en las olimpiadas, se empezaran a dar premios que estimularan más al deportista y al País en cuestión; por ejemplo: Si México gana en Piragüismo, en baloncesto o en futbol, se le perdona la deuda externa; si China no llega a las finales de gimnasia olímpica deben liberar al Tíbet, si todos se unen y logran que Estados Unidos no gane ninguna medalla, entonces el Sheriff Bush deberá pedir una disculpa mundial por las faltas de respeto cometidas y la visa será historia del pasado, las fronteras abiertas... 
En fin, que si hubiera estímulos más ajax que una medalla, igual y México resultaba uno de los grandes ganadores... o igual no.
La cosa es que hoy empezaron las polémicas olimpiadas de Beijín, antes Pekín... Con su Tíbet y su tecnología, con sus perros hechos guisado y su cultura milenaria, con su encanto y su pólvora... con el capitalismo al máximo en un país antes comunista, con su comsi y su comsa.
...
Para muchos, las olimpiadas son el evento esperado por cuatro años; para otros, representan un buen momento para ver sus deportes favoritos, a otros ni les va ni les viene. En lo personal, no veo las olimpiadas desde que me di cuenta que no lograría ser una gimnasta como Nadia Comaneci (que no lograría siquiera dar una vuelta de carro decente), y que las pelotas sólo me gustan para usarlas con algún doble sentido o en una oración que incluya la palabra "hinchan". 
Sí, lo acepto: No me entusiasman las olimpiadas.
...
Sin embargo, hoy, por otras razones, fue un día que quedará anotado en mi agenda.
08-08-08... 
Anotado, anotadísimo y con otra medalla dioro al cuello.
Gracias a todos los que me ayudaron en este triatlón de 33 kilómetros con obstáculos! 



Veo esa foto, de la que hace muchos años fue: ladmirada, y pienso: Hay que lanzarse al vacio y no cerrar los ojos.